viernes, 11 de diciembre de 2009

No, no, no y no

Hola:

Esta entrada es recomendable leerla a la vez que utilizamos la entrada anterior (moon river).

Seis de diciembre de 2009. Hemos quedado los amigos para ir en bici o en patines, a elección. Me levanto, cojo mi bolsa con mis patines y me marcho, cuando llego, la gente estaba llena de energía y con ganas de trabajar y currarse el día deportivo. ¿Y yo? No, yo estoy esperando, esperando y esperando. Saco mis patines de mi bolsa, me los pongo y empiezo a mover ligeramente mis pies, ¿entonces?, ¿qué siento? Nada, absolutamente nada. Sigo sin prestar demasiada atención a mi desconcentración y sigo “avanzando”, llego a una esquina y de repente viene un coche, no sabía cómo frenar, ¡no!, ¡iba a pasarme por encima! Me agarro a una farola sin remedio y el coche pasa. Se me encoge el estómago. Siento que no valgo nada sin esas “personas” que me ayudan a parar, no estoy preparada para enfrentarme sola. No, definitivamente, no. Se me inundan los ojos pero sigo “avanzando”, cojo velocidad, voy a girar y dar la mejor vuelta como nunca. Maldita, maldita piedra. Estoy en el suelo, paralizada, y no por el dolor de la caída, si no por el dolor de mi tristeza. Bastante nunca es suficiente… comprobado, soy menos y nada. Se acerca un niño, me aparta las manos de la cara con inocencia, y me pregunta: ¿por qué lloras?, ¿tus patines te hacen sufrir? Yo saco una leve sonrisa y le digo: no, la culpa la tiene los sueños, te elevan, te confunden, crees en ti, y ¿luego?, te estrellas. Se me queda un buen rato mirándome como si me comprendiese, cuando no lo hacía ni yo misma y me dice: ¿y por eso lloras? En mi cara se notaba el desconcierto de esa contestación tan arisca. Me levanto del suelo, le acaricio y le digo: cuando crezcas te darás cuenta de que lo que a ti te importa le importa a poca gente. Para mí patinar es sentirse libre y poder gritar por dentro, no me preguntes cómo se hace, se hace y punto. Debes saber que, para mí, patinar es vida.

Gracias a la compañera que nos ha permitido compartir su diario.

9 comentarios:

  1. He de decir que a la vez que es duro este diario, demuestra tantas inseguridades que de vez en cuando nos asaltan, que mucha gente se puede sentir identificada. Miedo a fallar, a caer. miedo a no saber estar a la altura, a sentir que no haces todo lo que podrías. Y te sientes culpable.
    Y cuando un día ves que lo que te hacía sentir libre, diferente, especial, no funciona, se te derrumba todo. ¿no? Qué eres sin tu ratito especial? Sin tu afición? tu pasión? Cuando eso no funciona se te nubla la vista, y te tiñes los ojos de lágrimas. todo es negro. Hasta la inocencia se escapa de tus manos sin entenderla.

    Mucha gente puede sentirse identificada.

    ResponderEliminar
  2. No hay que preocuparse ni rendirse nunca, la unica causa perdida es la que se abandona.
    Mi aficion, Dibujar, situacion: ponerme a dibujar y no poder. Causa: tuve un mal dia, por eso no dibujaba bien xd deje de dibujar? no lo segui intentando hasta que coji el ritmo otra vez.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la combinación del texto con la canción. No tengo más que añadir, el texto me deja sin palabras y además estoy de acuerdo con todo lo que ha escrito 'homínida'.

    ResponderEliminar
  4. yo por una parte estoy de acuerdo con 'homínida' y por otra con aitor, la verdad es que, a pesar de las caidas (en general) lo importante es levantarse y seguir seuperándote, como bien dice homínida es duro el diario y mucha gente se puede identificar, yo me identifico pero no directamente. Lo que me ayuda a seguir adelante son los errores que tengo, y las caidas a las que parece imposible levantarse, cuanto más te cueste levantarte más satisfecho te sentirás cuando veas el suelo, no hay que rendirse cuando algo no te salga bien, al contrario, te tiene que incitar a superarlo. El texto en sí me encanta, no hay más palabras. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Es que he vuelto a leer le texo (no me canso jaja) y me gusta mucho esto "Yo saco una leve sonrisa y le digo: no, la culpa la tiene los sueños, te elevan, te confunden, crees en ti, y ¿luego?, te estrellas."
    Pero a pesar de todo, hay que seguir, de los errores se aprende y no hay que rendirse. Esto es todo lo que quería añadir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. oh *o*. Me siento identificada con este texto. Cuando piensas que no vales nada, para nadie ni siquiera para ti misma, pierdes la esperanza en todo, en tus actos, tus palabras, tus hechos, el hecho de que seas alguien o signifiques algo. Cuesta mucho, aunque hay que aprender a tener fe en ti misma, pensar que no eres menos que nadie, y todo esta al alcance de tu mano si tu quieres creer en ello. Yo creo que no lo he aprendido aún.

    Me encanta el texto.

    ResponderEliminar
  7. yo sinceramente no sé que decir... Está claro que pienso igual que mis compañeros (que es fácil sentirse identificad@, aunque siempre hay que hacer lo posible por seguir avanzando) pero leer el relato a la vez que escuchaba moon river me ha emocionado...

    ResponderEliminar
  8. Me encata el texto pienso que esta persona ha sabido plasmar muy bien los sentimientos generales que tenemos todos y ha hecho que nos llegue a todos aunque a cada uno a su manera. Es un relato fantastico enorabuena.

    ResponderEliminar

ir arriba